Áreas 30 / Calmado de tráfico

Como áreas 30 se entienden un conjunto desde el rediseño del viario hasta la mera señalización horizontal. El un fenómeno extendido por numerosos países europeos. En esto como en otros factores relacionados con la movilidad, Holanda y Dinamarca fueron pioneros en los años 80. A finales de la década de los ochenta, prácticamente todos los municipios holandeses contaban con al menos un área de este tipo y sus posibilidades de expansión eran todavía enormes, mientras que en 2002 las zonas 30 cubrían el 50% de las calles residenciales de todo el país.

Rápidamente el fenómeno se extendió por centroeuropa, escandinavia y, poco a poco, por el resto de los países europeos. En los años 90 ciudades alemanas como Heidelberg o Friburgo contaban con "áreas 30" en todo el todas sus zonas residenciales.

Actualmente muchas ciudades europeas han desarrollado todo el viario a excepción de las vías principales en áreas 30.

En Donostia – San Sebastián las Áreas 30 van a ser realizadas en zonas de la ciudad en las que por diferentes motivos o bien es difícil superar esa velocidad o bien es peligroso para la convivencia. Se trata de mejorar la convivencia entre los cuatro actores principales dentro de la movilidad, cuales son peatones, transporte público, bicicletas y vehículos motorizados. La prioridad desde luego será favorecer el transporte sostenible dentro de lo posible, de manera que se puedan reducir tanto los ruidos como los humos. A su vez, y unido con el Pacto por la Seguridad Vial, otro de los objetivos principales será promover la seguridad y reducir la siniestralidad.

La señalización de entrada será lo suficientemente clara para el personal que entre en dichas zonas sea consciente de dónde está. El proyecto es lo suficientemente ambicioso como para que las zonas en las que se implante se consigan los objetivos previamente expuestos.




Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián: donostia.eus